Seminario online «Afrodita, creadora de vida, creadora de psique»

20

Seminario impartido por María José Gómez.
Fecha: 11 de diciembre de 2021 de 16 a 18h.

Categoría:

Descripción

El misterio del inicio de la vida como seres en evolución es el misterio que Afrodita nos otorga si lo buscamos, si lo pedimos, aunque solo sea instintivamente, inconscientemente.

Sin ella nada puede suceder, mueve a la Psique y la deslumbra, la agita, la deja huérfana y la llena de deseo.

Afrodita lleva a Psique a salir del paraíso en el que nada evoluciona, el paraíso de lo colectivo, donde la responsabilidad es de los dioses o de otros humanos que se muestran casi como dioses; lleva a desidentificarse con lo colectivo para iniciar el camino en solitario.

Es una Iniciación que surge de la angustia, una búsqueda sin saber que se está buscando; un sentirse diferente. La sensación de no pertenecer a este mundo, una carencia de algo desconocido.

Afrodita nos escucha, vendrá en nuestra ayuda y hará el milagro, nos llevará al cielo y nos mostrará quienes somos en realidad. Pero antes nuestra Psique tendrá que hacer el camino y desearlo. Este camino está sembrado de renuncia, de temor, de soledad, de culpa, de confusión. Todo ello necesario para que Afrodita nos lleve al encuentro con nosotros mismos.

La Diosa tiene ayudantes, imprescindibles, ya que en realidad todo es uno y nada se mueve sin que el movimiento alcance a ese todo, como una onda, una red en la que humanos y dioses están inmersos.

Eros su hijo, provocará el comienzo del conflicto, el vínculo sin el cual no es posible la relación y el desarrollo de los acontecimientos; proporciona la energía y el movimiento, la plenitud y la carencia.

Según Hesíodo, Eros existe desde siempre, es anterior a los dioses y surge del caos primordial, establece las primeras relaciones para que del caos pueda surgir el orden, el cosmos, que significa orden para los griegos. Afrodita sería entonces algo más evolucionado, formando parte ya de un cosmos ordenado. Eros ha cumplido su función pero sigue siendo necesario porque de la unidad del caos ha surgido lo múltiple que debe seguir transformándose y esto se realiza gracias al vínculo que relaciona y conflictúa.

Empédocles (S. V a.C.) sitúa el inicio del universo y la vida en el poder de Afrodita que representa al Amor, la fuerza que reúne y crea vida, en oposición al Odio que la disgrega y destruye, aunque no totalmente, porque antes de que esto suceda Afrodita se pone en medio y convocando un torbellino puede con su Amor volver a formar la vida.

Dos fuerzas siempre en oposición, pero necesarias para el surgimiento de la vida.

Otros ayudantes de Afrodita son por tanto el odio, la envidia (del latín in-videre, ver, mirar, por tanto comparar), la venganza. La Diosa también necesita de todo ello para cumplir su divino cometido. Psique a su vez la ayuda porque finalmente le trae la belleza que le faltaba y ella no podía ir a buscar, la belleza infernal.

El ciclo se cierra uniendo las tres formas de belleza, la divina de Afrodita, la humana de Psique y la infernal de Perséfone. Ahora sí, la Psique está unida verdaderamente a su esencia, a su belleza, que va más allá de lo humano, nuestro destino.

La creación de la vida y la Psique es un proceso que se da cada vez en cada uno de nosotros, y no solamente una vez, sino como proceso a lo largo de nuestra vida.

Invoquemos a la Diosa, Afrodita que surgió del mar, del esperma del Dios del Tiempo Cronos, de su espuma, ella llegó a la playa, a la tierra, así también ella nos llevará hacia la evolución de la consciencia. Será un viaje complicado pero lleno de una belleza jamás imaginada.